Soy una incomprendida. Alguien raro en un mundo de normales, o la única normal en un mundo de raros. Soy una de esas personas que se pregunta cosas que a la mayoría de la gente le da igual, que concede importancia a algo que los demás ignoran, y que ignora por qué extraño motivo concede tanta importancia a determinadas cosas. También soy un poco loca, o considerando quizás la proporción en el mundo, vosotros sois los locos y no yo.

venerdì 28 gennaio 2011

Mi forma de bromear es decir la verdad.
Es la broma más divertida.

martedì 25 gennaio 2011


Los amigos son la familia que se elige, ¿no? Pues salta a la vista que tengo una capacidad selectiva de elegir amigos extraordinaria, o al menos eso me han demostrado todas y cada una de estas personitas a las que quiero como si fueran mi propia familia.

giovedì 20 gennaio 2011


La mejor cualidad que una persona puede tener es la originalidad, saber distinguirse en un grupo de gente gris y calcada.

mercoledì 12 gennaio 2011


Te regalo esta noche, y todas las demás. Te regalo mi sonrisa, la de todos los días. Hasta que dejes de mirarme.
Te dejo abierta la ventana, rollo Julieta. Para que te cueles como los gatos. Para que me aúlles como los lobos a la Luna... y a las lobas. Para que me quieras cinco minutos. Y cinco más, y cinco más... 

martedì 11 gennaio 2011

lunedì 10 gennaio 2011

Me da miedo la enormidad




Sí, a mí también me asusta la enormidad. No soy una persona muy observadora, pero basta con fijarse un poco en todo lo que nos rodea para sentirnos tan pequeños e insignificantes… La inmensidad que nos rodea, todo tan perfecto, tan cuidado y ordenado. Bueno, no todo. Pero quizá tendríamos que empezar a apreciar ciertas cosas que no valoramos, que están ahí, lo sabemos y las dejamos estar. Siempre he defendido que deberíamos fijarnos más en las cosas pequeñas, que son las que realmente marcan la felicidad de cada persona. Esa capacidad para fijarse en los detalles que a simple vista no importan. Pero ahora me doy cuenta de que el ser humano es de las cosas más pequeñas frente a todo lo demás, o quizá me sienta yo así… Especialmente ahora me da mucho miedo la enormidad y todo lo que me rodea.

domenica 9 gennaio 2011

venerdì 7 gennaio 2011


Sé que el último día de mi vida sólo me arrepentiré de aquellas cosas que no haya hecho. De todas esas sobre las que dudo durante más de cinco minutos y al final decido no llevarlas a cabo. De todo lo que medito durante días que podría haber hecho para mejorar ese momento que sólo sucede una única vez, y que no hice. De todo lo que prometí y me prometí, y luego no cumplí. De todo lo que me callé cuando por dentro estaba a punto de reventar y deseaba gritar a los cuatro vientos. Y, sobretodo, de todas esas cosas que me hubiese gustado hacer o decir y que no hice o dije por culpa de esa característica timidez que me acompaña en algunas ocasiones.





La opinión ajena me tiene sin ciudado; lo que los demás murmuren de mi no me ha hecho ni me hará jámás variar de conducta. Pero cuando he sabido que una persona me difamaba, le he retirado el saludo de un modo automático. Con este sistema, que recomiendo, me he ahorrado el trabajo de hablar con mucho imbécil.



giovedì 6 gennaio 2011




Elegí quererte con todas las consecuencias que traía, que fueras tú la persona que llenase mis días de sonrisas. Elegí que me comieras a besos, también elegí tu voz al otro lado del teléfono. Elegí llorar por ti de vez en cuanto, creerme todas tus verdades y creerme a medias tus mentiras. Elegí que ya no quería otros abrazos ni otras manos acariciando mi pelo que no fueran las tuyas. Elegí que tú fueras mi única locura. Elegí las idas y venidas, las despedidas. Elegí el miedo, los impulsos y las miradas. Elegí temblar. Elegí hacerme adicta a ti, a tus manías y a tu manera de hacer las cosas. Elegí conservar cada momento y dejar huella en tu vida. Elegí no callarme nada y dártelo todo. Elegí hablar de nosotros cuando hablaba de mi. Elegí ser fuerte y luchar por un solo motivo. Elegí que fueses mi vida para siempre. Elegí por primera vez sin equivocarme.

En realidad no necesito más que estas personitas junto con mi mami, mi abuela y alguno que otro más... Seguir con ellos es el mejor regalo, el más grande. Y poder tenerlos a todos juntitos es verdaderamente fantástico. Y si ya se llevan bien... ¿Qué más puedo pedir?
 

domenica 2 gennaio 2011





¿Alguna vez os habéis sentido tan, tan felices que habéis pensando que jamás os volveríais a sentir así? ¿Vuestra vida ha llegado a una perfección total, que quizá no merece la pena seguir buscando? ¿Alguna vez os habéis sentido tan felices que ya no vale la pena vivir más? Yo sí que he encontrado esa felicidad.